Las ventajas del corte por agua

Las ventajas del corte por agua

Entre los diferentes procesos de mecanizado de alta precisión que pueden llevarse a cabo en un centro especializado se encuentra el corte por agua. Gracias a este sistema se puede cortar cualquier clase de material y resulta muy útil en el mecanizado de piezas.

Para los profanos en la materia puede parecer algo extraño pero se trata de un proceso en el que el agua con abrasivo impacta contra una superficie a gran presión, lo que produce un corte de gran precisión y limpieza.

Qué ventajas trae consigo el corte por agua

Dentro de las muchas ventajas que tiene el corte con agua, al proceso no genera esfuerzos de corte dado que todo va a través del mismo chorro de agua, haciendo que no queden residuos. Además, al poder reutilizar diseños de piezas que ya han sido realizados, el coste final puede ser notablemente más barato.

Si se compara con algunos de los sistemas que conocemos como el oxicorte, plasma o láser, el corte por agua no daña el material dado que los anteriores métodos trabajan a altas temperaturas. El agua realiza el corte sin afectar a ninguna zona del material sobre el que se trabaja.

Dado que se trata de un corte de alta precisión, en prácticamente la mayoría de casos no se requiere ninguna clase de trabajo posterior. Además, tanto el abrasivo que se usa en el corte como el agua usado son completamente reciclables.

Para finalizar, no hay que olvidarse que esta clase de corte puede llegar a cortar piezas desde los 5 milímetros hasta espesores de 200 milímetros en prácticamente cualquier clase de material.